¿Cómo hacer una introducción?

MarcaGo > Todo sobre el Marketing > ¿Cómo hacer una introducción?

3 de abril de 2022¿Cómo hacer una introducción?como hacer una introduccion

Todo artículo,  investigación o libro debe tener una introducción que cautive sobre el tema que se reseñará en el texto. La función de la introducción es contextualizar al lector sobre la temática a tratar, en el escrito.

¿Qué es una introducción?

La Introducción es sumamente importante en todo texto ya que con ella el autor tiene la oportunidad de dirigirse al lector brindando la información principal del tema a tratar en cualquier tipo de escrito.

Esta ayuda a contextualizar un texto y este es el momento de enganchar al lector ofreciéndole las herramientas conceptuales que faciliten la comprensión del tema de una manera clara y concisa.

Están presentes para aclarar información pertinente sobre lo que a continuación se va a leer. Es por esto que deben estar enfocadas en responder las preguntas: ¿qué?, ¿por qué?, ¿para qué? y ¿cómo?

Su esencia tan importante está presente en casi todos los textos, pues se utilizan para comenzar un libro, un ensayo, un artículo, un texto de investigación, una biografía, una monografía y más.

Su extensión no tiene límites. Puede variar, dependiendo el tema a tratar y el tipo de texto que se quiere realizar. En un artículo breve tiende a ser no más extenso que un párrafo. Sin embargo, en una tesis académica u otro artículo científico puede abarcar varias páginas de discurso fluido.

La ubicación nunca varía. Siempre estará al principio por lo que siempre será fácil de ubicar y de leer. Ya que con ello se estima captar la atención del lector y que tenga un preámbulo de todo lo interesante que está por descubrir.

Es de suma importancia que en ella haya un contexto bien claro donde prevalezca cómo se describe el tema y cuál es su importancia. Es valioso que cada párrafo esté bien redactado, respetando siempre las normas de redacción.

Además, que sean escritos teniendo siempre en cuenta al lector de modo que sea una lectura amena y entendible. Ya que el objetivo principal es resumir el tema captando y orientando al lector para que continúe leyendo el tema.

Esta sección inicial del texto es muy amplia y puede tener diversos enfoques siempre y cuando oriente y mantenga interesado al lector. Haciendo todo lo posible por no perder la esencia de su significado en un escrito y su poder de atracción para que el que lo lee se familiarice con el tema. Siempre precede al cuerpo del texto, conocido también como desarrollo, prosigue el desenlace, fin o conclusión, todo dependiendo del texto del que se trate. Teniendo siempre en cuenta que aquí se hará un paneo de la información más relevante.

Características de una Introducción

  • Es parte fundamental de un texto, junto al desarrollo y conclusión.
  • Ofrece un resumen detallado de lo que se va a tratar en el artículo.
  • Está presente tanto en artículos como ensayos, libros, trabajos académicos, biografías, monografías, géneros periodísticos y más.
  • Por excelencia debe ser explicativa y con un excelente contexto.
  • Debe escribirse del mismo tono o lenguaje que se va a trabajar en el resto del texto.
  • Se debe velar porque oriente y capte la atención del lector en todo momento ya que es la carta de presentación de lo que viene a continuación.
  • Describe el tema del trabajo para que el lector se ubique. Y también el por qué y para qué, es decir, la razón e importancia de la investigación.
  • Deja claro los propósitos y alcances esperados, incluyendo así el cómo, es decir, la metodología, la forma en que se hizo la investigación.
  • Marca las directrices lo que ayuda a toda la redacción del trabajo.

Logra despertar el interés del lector con un grupo de párrafos atractivos y originales

Supera el reto. Y haz una redacción valiosa que demuestra lo importante que es continuar con el contenido que ofreces y es por esto que el inicio es una de las guindas del pastel.

El primer contacto del lector es esta entrada que debe ser seductora. Todo inicio debe ser bueno y para eso hay que garantizar que el contenido sea leído de principio a fin y para lograrlo hay que dejar plasmado algo bastante bueno del que sea fácilmente familiarizarse.

¿Cómo lograr un inicio que cumpla el papel de “abreboca”?

Resume el tema sin profundizar más en los detalles. Dejando con ganas de más y así engancha a quien la lea. Hay distintas formas de hacerla, dependiendo el texto que se ofrezca, pero casi todas coinciden en que se debe enfocar en ofrecer como un abreboca del excelente tema a tratar.

Aproxímate a la temática de forma que quien te lea sienta curiosidad o se identifique con la situación que estás exponiendo. Muchas veces la primera impresión es tu gran oportunidad. Aprovéchala al máximo dando a tus lectores los mejores párrafos introductorios.

Aportar datos interesantes y autores reconocidos también le suma un plus al tipo de inicio que están ofreciendo. Pues con esto demuestras que el tema expuesto es válido y tiene base. Mientras se tenga claro el tema todas las ideas fluirán de manera espontánea. Encaminados siempre en la lógica y en la base de todos los fundamentos del tema a presentar.

En los artículos académicos la introducción incluye una o más subsecciones como resumen, prefacio y agradecimientos. Generalmente, en los trabajos de investigación para obtener títulos universitarios la introducción forma un capítulo más del estudio.

Esta parte tan fundamental de todo escrito, conocida como entrada de un texto se estructura como una pirámide invertida. El fin de la pirámide invertida es dar a conocer una visión amplia del tema a tratar en el escrito hasta llegar a la hipótesis del trabajo.

Antes de empezar a redactar una introducción, es necesario plantearse una serie de preguntas como:

  • ¿Cuál es el tema del trabajo?
  • ¿Por qué se hace el trabajo?
  • ¿Cuál es la finalidad del escrito?
  • ¿Se quiere describir, analizar, diferenciar o contrastar los temas para explicar el tema del trabajo?

Tipos de Introducción que existen

  • Personal: aquí el autor plantea su punto de vista de cómo se interesó en el tema que va a desarrollar. Los motivos que lo llevaron a indagar en la problemática.
  • Expositiva: el autor explica que fue lo que motivó a llevar a cabo la investigación ofreciendo argumentos relevantes que pueden basarse en la situación ideológica, cultural o social.
  • Histórica: el lector ofrece un resumen sobre los acontecimientos previos a la investigación. Teniendo como idea los acontecimientos previos de la idea y cuál es su valor de realizar el estudio en el presente.
  • Metodológica: en este caso el autor hace referencia a los métodos que utilizó para llevar a cabo este estudio como: bibliografías, encuestas y sondeos, entrevistas, experimentos y experiencias.
  • De vocabulario: el objetivo es que el lector conozca los conceptos lingüísticos. Su intención es aclarar ambigüedades, que si no se conocen podrían representar un desafío para realizar la lectura.

Pasos para redactar una introducción

que es una introduccion
Imagen: ¿Cómo redactar una introducción?

La redacción de una introducción es transcendental, muchos lectores dejan de ojear un gran artículo producto de que les disgusto la cabecilla del texto. En este sentido, se recomienda emplear unas pautas para lograr una entrada del artículo, libro, ensayo y trabajo de investigación  interesante.

Las estructuras no son rígidas, sino que son más bien grupos de herramientas que dependen de tu estilo y del contexto en el que desarrollarás tu artículo, bien sea científico, educativo u otro tema.

La parte inicial de un discurso debe contar con persuasión de modo que despierte interés e incite a seguir leyendo el contenido. Por lo que es necesario tener base de ejemplos de cómo hacerla:

  • Describir el tema: permite ubicar al lector de qué trata el tema. Puede ser directa o breve dependiendo del tipo de artículo a desarrollar.
  • Reportar el vacío o la falta de conocimiento: este paso es sumamente esencial porque cuando queremos proponer un conocimiento especializado, como cuando ocurre en una tesis o un artículo especializado de investigación, hacemos referencia a lo que han dicho otros autores, valorando su aporte, para luego indicar que dimensiones no se han tomado en cuenta o no se han investigado lo suficiente, desde nuestro punto de vista. También aquí se puede hacer referencia a teorías o modelos que queremos probar para validarlas.
  • Proponer las preguntas u objetivos: aquí hay que tener muy en claro qué preguntas queremos responder y qué objetivos pretendemos alcanzar. Esto genera al lector una expectativa.
  • Anticipar la organización interna: este paso facilita la lectura. Si se sabe estructurar le ofrecerá al lector una especie de mapa o recorrido que seguirá el texto. Lo que lo hará más entendible. Es recomendable crear un camino, una especie de paso a paso, para que el lector pueda seguir fácilmente el contenido.

Todo artículo bien sea de investigación, libro, revista científica debe tener una introducción que cautive y atrape para así contextualizar al lector sobre el escrito. Generalmente, en trabajos de investigación está parte forma un capítulo más del estudio por lo que puede incluir una o más subsecciones llenas de una visión amplia del tema.

  • Describir el tema que se tratará en el artículo, de forma resumida (Hablar del qué).
  • Indicar el vacío o falta de conocimiento sobre el tema (Mencionar el porqué se realiza el escrito).
  • Indicar las preguntas u objetivos que se desean resolver en el texto, para cautivar la atención.
  • Explicar a los lectores la organización interna del escrito.

Tips para escribir una Introducción

La creatividad y la investigación son elementos fundamentales para la creación de la introducción, con éxito.

  • Ten muy claro el tema: Organiza la información, apóyate en mapas mentales y así podrás demostrar lo poderoso que es el inicio en tu trabajo.
  • Ve de lo general a lo particular: No repitas, ni extienda lo mismo. Da la estructura a la información utilizando la pirámide invertida que consiste en formular el tema principal en el comienzo y desarrollarlo a través de ideas secundarias en el cuerpo.
  • Hazla corta, pero con bases sólidas: Un inicio perfecto cumple el papel de abreboca y deja con ganas de saber más sobre lo planteado. Simplemente resume el tema sin profundizar en los detalles ya que esto se puede dar más adelante.
  • Es sencillo y práctico: Emplea un lenguaje ameno y entendible del que todos puedan entender. Siendo simple y concreto ayudará a entender aún más a tu receptor.
  • Hazla asombrosa e impactante: La primera impresión cuenta mucho así que esmérate por entregar lo mejor en varios párrafos sustanciosos ya sea en una investigación académica o un informe laboral.
  • Es el aspecto más importante de un trabajo de redacción: Por lo que debe tener mucha fuerza para atrapar independientemente de los tipos de inicio que debas emplear. Pero, ante todo, muy atractiva.

Asimismo, se sugiere contemplar estos recomendaciones adicionales:

  • Se recomienda estudiar modelos de introducción para analizar su estructura, forma de redacción y planteamiento de las ideas.
  • Antes de redactar es vital realizar un esquema de cómo se estructurará el texto, incluyendo la introducción para así desarrollarlo más rápido.
  • La dimensión de la introducción no está limitada por un número de caracteres específico todo lo contrario es libre, sin embargo se sugiere que sea precisa.
  • Una introducción muy larga tiende aburrir al lector, el desafío es realizar esto de la forma concreta, con abundante información que despierte el interés.
  • Es recomendable, que la introducción tenga una buena relación con el tamaño del texto en general, y particularmente con el desarrollo. Por ejemplo, un trabajo de investigación de 50 hojas no es aconsejable que incluya unas 10 páginas de introducción.
  • Existe diversas formas de redactar un introducción para capturar la atención, una de ellas es comenzar contando una anécdota o vivencia personal relacionada al tema a tratar en el texto.
  • También, se puede utilizar una cifra de alto impacto que llame la atención del lector, por ejemplo si el tema a tratar sería embarazo precoz señalar cuantas niñas o adolescentes ha muerto por esa causa.
  • En cuanto al lenguaje que debemos manejar se sugiere que sea legible, es decir, entendible para todos.

¿Cómo hacer el tan impactante inicio?

  • Cuenta una historia.
  • Realiza preguntas retóricas.
  • Deja entrever que revelarán un secreto más adelante.
  • Aporta datos interesantes con cifras fidedignas.
  • Menciona autores reconocidos que estén relacionados con lo investigado.
  • Es válido aplicar metáforas y analogías.
  • Establece los objetivos, que no queden dudas de lo que quieres proyectar.
  • La creatividad y la investigación serán siempre fundamentales.

En esta sección los árbitros, editores y lectores, pueden saber a priori de que trata el tema ya que proporciona información básica relevante y pone el estudio a contexto.

Aplica en diferentes tipos de discursos y composiciones 

  • Narración: mediante diferentes técnicas de redacción introduce al receptor los datos de una novela o historia.
  • La partitura musical: mediante el lenguaje de símbolos musicales establece una intro para la canción y da pie al desarrollo de las distintas partes de la melodía.
  • El artículo científico: consiste en un trabajo de investigación por lo que se suele emplear un lenguaje técnico y especializado.
  • El artículo periodístico: puede ser de cualquier género periodístico como de opinión, informativo o crónica que de datos detallados sobre un acontecimiento.

Otros ejemplos los vemos en: ensayos de teoría literaria, en una exposición de historia, en un ensayo legal, en una biografía, en críticas cinematográficas, texto periodístico, nota de prensa, trabajo escolar, texto de matemáticas y ciencias u otras materias y más.

¿Cómo aplicarlo en un texto académico o de investigación que suele ser el más complejo?

Para ir bien encaminados a la hora de hacer el gran inicio del trabajo se pueden seguir una serie de pasos que no dejarán pasar desapercibido el interesante tema:

  • En la primera oración destacar con una cita, anécdota o pregunta retórica que atrape de inmediato al lector.
  • La descripción es infalible así que se debe aplicar desde el primer párrafo.
  • Los antecedentes son muy importantes para poder entregar un buen resumen del tema a tratar. De ahí se conocerá la originalidad y novedad de la investigación.
  • Tener los objetivos claros generan expectativas y capturan la atención del receptor porque querrá leer hasta el final.
  • Ideas bien estructuradas. Siempre ir de lo macro a lo micro utilizando todos los recursos posibles.
  • La metodología es muy importante destacar ya que de ella tenemos las bases fundamentales. Por eso es válido incluir citas bibliográficas o citas de un autor reconocido en la materia de estudio.
  • El cierre debe ser impactante. Ya que es el paso al cuerpo del texto donde debe reinar una serie de inquietudes al lector para que desee continuar leyendo.

Ten en cuenta lo que sabes y lo que necesitas saber para qué ofrezcas la mejor Introducción en cualquier texto que realices. Por lo general, en los textos académicos son más extensas y complejas, por ejemplo, una o dos páginas.

Sin embargo, es muy importante que vayas amoldando tus propias estrategias de escritura para que cuando el momento llegue puedas dar lo mejor y demostrar cómo se estructura un buen inicio. Despierta el interés del lector o audiencia para que puedas persuadir correctamente para que sienta interés, incluso sino conoce del tema. De manera clara y ordenada, podrás crear un camino para el receptor.

¿Qué no debemos incluir en una introducción?

  • Las introducciones deben evitar descripciones, conclusiones apresuras y explicaciones extenuantes sobre el tema a tratar.
  • Asimismo, se debe evitar escribir en la introducción las fuentes que utilizaron para elaborar el texto, a menos que toda la tesis o trabajo se refiere a dichas biografías.
  • Finalmente, redactar una introducción para un proyecto, trabajo de investigación, propuesta o artículo  es un desafío que debemos enfrentar.
  • El éxito de este reto radicará fundamentalmente en el resumen claro de las ideas más resaltantes que se abordará a lo largo del texto, sin agotador al lector.
  • Los primeros pasos del lector en una investigación es su introducción, por eso la importancia de que sea redactada adecuadamente, tomando como punto de partida esa sensación de toma panorámica que poco a poco se va acercando hasta retratar brevemente los detalles más resaltante, de lo general a la específico, para generar esa expectativa y ganas de continuar con  la lectura y conocer las conclusiones del trabajo de investigación.
  • Es importante hacer referencia a la problemática planteada, así como manejar en su redacción el uso correcto de las palabras, su asertividad y precisión determinará en cierta medida la credibilidad del texto que le sigue.
  • Si bien es cierto que la síntesis tiene una especial ponderación en este apartado, también hay que cuidar de no dejar sin mencionar ciertos aspectos específicos, es por ello, que muchos recomiendan que la introducción sea redactada al final de la investigación, para no olvidar algún punto o aspecto importante, que pudo presentarse al final del estudio.

El primer acto

Como el primer acto de una obra de teatro o guión de cine, donde se presentan a los personajes antes del conflicto o primer punto de giro, de igual manera en la introducción se sugiere que se puede dar una idea de como se espera resolver el problema planteado. Es también en este apartado que se le da lógica a la selección del objeto de estudio y donde incluso se busca predecir el impacto de la investigación.

Entre las recomendaciones más recurrentes tenemos antes que nada que sea concreta y que respete los puntos planteados previamente en el esquema de la tesis, resaltando la pregunta principal, aquella que define el problema a estudiar. Es crucial que se mantenga el orden y la coherencia, así como también que no se olvide incluir, los datos más significativos de la metodología utilizada, como lo son: el diseño de investigación, la población, muestreo e instrumentos de medición.

La extensión de una introducción no debe exceder las tres paginas, en donde el autor de forma narrativa debe siempre buscar atrapar la atención del lector porqué es gracias o por culpa de una buena o mala introducción es que un lector puede decidir si continuar o no leyendo lo que será desarrollado y explicado a continuación. 

Tanto la hipótesis que se buscar demostrar o los objetivos que se tratan de alcanzar le darán cuerpo a lo redactado, y le darán esa «relación de causalidad» a cada elemento. Es por esto que puede resultar muy útil revisar introducciones de tesis relacionadas con la problemática planteada, así como también, realizar dos o tres borradores hasta dar con la versión indicada.

En muchos aspectos de la vida los primeros pasos, pueden determinar como será el resto del recorrido, es por ello la importancia de hacerlos sin subestimarlos, sin dar uno en falso, sino procurar que sean firmes y bien pensados,  en el caso de una investigación, que puede significar el logro de una meta en tu carrera universitaria, es tema de seguir un plan bien estructurado. En los artículos de prensa no es necesario cumplir con este fase, debido son textos más precisos.

¿Qué opinas sobre ¿Cómo hacer una introducción??

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PUBLICA AHORA

Contacta con MarcaGo

Envíenos un mensaje y un especialista se pondrá en contacto con usted.